Cristina Fernandez de Kirchner


Cristina Fernández de Kirchner, también conocida como CFK, nació el 19 de Febrero de 1953 en la Ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires. Sus padres fueron Eduardo Fernández y Ofelia Wilhelm.

Cursó los primeros dos años de secundaria en el Colegio Comercial San Martín (actualmente Escuela de Educación Media 31) y el resto en el Colegio Nuestra Señora de la Misericordia, de su ciudad natal.

Estudió abogacía en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata. En esta institución comenzó su incursión en la política en el Frente de Agrupaciones Eva Perón (FAEP), que posteriormente se unió a la Federación Universitaria por la Revolución Nacional (FURN) para dar vida a la Juventud Universitaria Peronista de la Universidad de La Plata.

En el mes de octubre del año 1974, conoció a su esposo,
Néstor Kirchner, quien fue su compañero en la JUP, y con quien se casó el 9 de mayo de 1975.

Luego del golpe de estado del 24 de marzo de 1976, que trajo consigo un régimen de terror y persiguió a militantes políticos, sociales y universitarios, la pareja decidió trasladarse a la ciudad natal de Kirchner, Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz. Viviendo en la Patagonia, se dedicó junto a su esposo al ejercicio de la abogacía, creando el Estudio jurídico Kirchner. Tuvieron dos hijos: Máximo (nacido en 1977) y Florencia (1990).

Al volver la democracia, Cristina Fernández de Kirchner participó activamente en el Partido Justicialista junto a Néstor Kirchner, quien fue elegido como intendente de Río Gallegos en 1987 y gobernador de la provincia de Santa Cruz en 1991 y luego reelecto en dos oportunidades.

En el año 1989, Cristina Fernández de Kirchner fue elegida Diputada Provincial en la provincia de Santa Cruz, y reelecta en 1993 y 1995. En la Cámara baja de Santa Cruz ostentó el cargo de Presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Poderes y Reglamentos y fue electa Vicepresidenta 1ª del cuerpo legislativo en el año 1990.

Para 1994, fue elegida como representante por Santa Cruz a la Convención Nacional Constituyente de Santa Fe. Un año después, entró en el Senado Nacional para representar a Santa Cruz. En el año 1997 dimitió de su cargo de senadora para ser elegida diputada nacional y en 2001 fue electa nuevamente como senadora, por la misma provincia. Para 1998 fue Convencional Provincial Constituyente en Santa Cruz.

A lo largo de su larga ruta legislativa estuvo a cargo de la presidencia de la Comisión Bicameral Especial de Seguimiento de los Atentados a la Embajada de Israel y al Edificio de la AMIA, entre el mes de septiembre y diciembre de 1999, y la vicepresidencia segunda de la Comisión Especial Investigadora sobre hechos ilícitos relacionados con el lavado de dinero de la Cámara de Diputados en el año 2000.

Destacan entre sus iniciativas parlamentarias, los proyectos de ley como el que propone volver a la composición original de cinco miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación; sobre transparencia de la labor legislativa creando la votación nominal para los proyectos de ley; derogación de la ley de reforma laboral; la reforma de la ley 20.972 de Acefalía Presidencial; la reforma del Código Nacional Electoral; la reforma de la Ley Orgánica de Partidos Políticos; financiamiento de los partidos políticos; reglamentación del recurso extraordinario por salto de instancia (per saltum); aplicación del Estatuto de Roma que crea la Corte Penal Internacional; modificación de la Ley de Educación Superior; reafirmación de la soberanía sobre los hielos continentales; así como también régimen legal de los refugiados; consulta popular; y modificación de la ley 11.683 de procedimiento tributario.

Desde el año 2003, siendo Presidente su marido Néstor Kirchner, representó a Argentina en varios foros de talla internacional como la Cumbre de Gobiernos Progresistas, en Londres (2003); la reunión de dirigentes políticas y empresarias internacionales liderado por el National Democratic Institute for International Affairs, en Boston (2004); o el encuentro de partidos progresistas gobernantes en el Cono Sur, realizado la ciudad de Montevideo (2005). También visitó España, Francia, China, Israel, Alemania, México, Venezuela y Ecuador, entre otros países. Fue condecorada con la Gran Cruz de Chile, declarada Presidenta Honoraria del Observatorio Argentina en Francia, instaurada como miembro honoraria de la Universidad Hebrea de Jerusalén y también elegida presidenta honoraria del III Congreso Internacional de la Lengua Española, celebrado en la ciudad de Rosario.

En las elecciones legislativas del 23 de octubre de 2005 fue electa senadora de la provincia de Buenos Aires por el Frente para la Victoria, donde se desempeñó como presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado.

En el año 2007 suscribió, representando al Gobierno Nacional, el ingreso de Argentina al “Convenio sobre desaparición forzosa de personas”, en la ciudad de París, Francia. Fue oradora en la conferencia anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), celebrada en Ginebra, Suiza. Y llevó los discursos de cierre del Segundo Congreso Internacional Extraordinario de Filosofía, provincia de San Juan y de la conferencia organizada conjuntamente por el “Council of the Américas”.

El 28 de octubre de 2007 se convirtió en la primera Presidenta electa de la República Argentina, venciendo en primera vuelta con el 45,29% de los votos positivos. El 10 de diciembre de ese año asumió la primera magistratura, siendo sucesora de su esposo Néstor Kirchner.

Entre las medidas más destacadas de su gobierno se pueden nombrar: la creación de los ministerios de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, de Producción, de Agricultura, y de Seguridad; la reestatización del sistema de jubilaciones y pensiones; la ley de rescate de las empresas aeronáuticas Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas, por la que el Estado adquirió las acciones de ambas compañías; la reestatización de la fábrica de aviones de Córdoba.

La Presidenta Fernández siguió con la política de lucha contra la pobreza, que había comenzado su esposo. Según un informe realizado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la situación de la pobreza se redujo de 21% en 2006 a 11,3% en el año 2009 (la segunda más baja de América Latina, después de Uruguay), toda vez que la indigencia bajó de 7,2 a 3,8 por ciento.

Con respecto a la crisis económica internacional de 2008-2009, el gobierno creó una moratoria tributaria y beneficios para la repatriación de capitales; el otorgamiento de créditos de fomento a la producción y al consumo, con una asignación de 13.200 millones de pesos; y un plan de obra pública, por 21.000 millones de dólares, con el propósito de impulsar los demás sectores de la economía y duplicar los puestos de trabajo en esta área.

Participó también en las negociaciones del Grupo de los 20 (G-20), que reúne a países industrializados y emergentes. Entre las medidas propuestas por Fernández se puede nombrar la de incorporar al G-20 a la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esta propuesta se materializó en la tercera cumbre realizada en la ciudad estadounidense de Pittsburgh en septiembre de 2009. De igual forma, junto al presidente brasileño Lula, la Presidenta fijó posiciones opuestas a las fórmulas de ajuste fiscal y flexibilización laboral propuestas por las entidades crediticias internacionales como el FMI.

Con respecto a la deuda, se creó el Fondo del Bicentenario para garantizar el pago a los bonistas privados con reservas de libre disponibilidad del Banco Central.

En política energética, se completó la construcción de la Represa Binacional de Yacyretá (junto a Paraguay) al aumentar la cota a 83 msnm que representa un 50% más de generación de energía hidroeléctrica y se encuentra en fase de terminación la tercera central nuclear de Atucha 2. Asimismo, se abrió la licitación para la construcción del Gasoducto del Noreste cuyo propósito será llevar gas natural a las provincias de Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones, norte de Salta y norte de Santa Fe.

El 29 de octubre de 2009 Fernández firmó el Decreto 1602/09 estableciendo la Asignación Universal por Hijo para todos los menores de 18 años cuyos padres se encuentren desocupados o trabajen en los sectores de la economía informal. A partir del mes de mayo de 2011, el beneficio alcanzó también a las madres embarazadas a partir del tercer mes de gestación.

En el ámbito laboral, Cristina Fernández de Kirchner dictó el Decreto 1694/2009 para aumentar las indemnizaciones por riesgos del trabajo y modificando el régimen legal (Ley 24.557) con el proósito de corregir las fallas presentes en el sistema. El decreto suprime el tope máximo que había impuesto la legislación anterior para la renta periódica, que estaba fijado en 180.000 pesos y establece que esta misma cantidad será considerada como piso mínimo en caso de pérdida de vida o incapacidad total.

El porcentaje del PBI invertido en el sector educación creció desde el 3,64% en 2003 a 6,02% en 2010. En términos absolutos, pasó de 14.501 millones de pesos en 2003 a 89.924 millones de pesos en 2010, aproximadamente un 520% más. Siguió con la política de construcción de escuelas creada por el gobierno de Néstor Kirchner: entre los años 1969 y 2003 los diferentes gobiernos nacionales financiaron la construcción de un total de 427 escuelas, mientras que entre 2003 y 2010 se crearon más de 1000 escuelas que beneficiaron a medio millón de alumnos.

A partir de 2010 la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) crea un plan de entrega de dos millones de netbooks a alumnos secundarios, para facilitar el acceso a Internet a todas las escuelas públicas primarias y secundarias del país.

En materia internacional, la Presidenta se desempeñó personalmente en las gestiones relativas al canje humanitario de los rehenes de las FARC en la República de Colombia; condenó enérgicamente el golpe de Estado en Honduras y propuso desconocer tanto a las autoridades golpistas, como al gobierno surgido de las elecciones convocadas por el gobierno de facto. Asimismo, la cancillería argentina realizó una protesta formal ante la decisión de Gran Bretaña de instalar una plataforma marítima para explorar yacimientos petrolíferos en el área de las Islas Malvinas. Por otro lado, durante el gobierno de Cristina, el ex presidente Néstor Kirchner fue electo primer secretario general de la Unión Sudamericana de Naciones (UNASUR).

En el mes julio de 2010, Fernández y su par de la República Oriental del Uruguay, José Mujica, llegaron a un acuerdo para monitorear en forma conjunta la posible contaminación del Río Uruguay, consecuencia de la instalación de la planta de celulosa Botnia UPM en la localidad de Fray Bentos, Uruguay.

Cristina Fernández siguió con la política de derechos humanos de su antecesor Néstor Kirchner, impulsando el juicio de los autores de crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar (1976-1983).

En ese sentido, cuestionó de forma pública la tardanza de los tribunales judiciales en resolver los recursos presentados por los represores acusados, causando la parálisis de casi todas las causas. Por otro lado, el 24 de marzo de 2010, Cristina dio a conocer que apoyaría a las Abuelas de Plaza de Mayo en caso de que estas decidieran denunciar ante tribunales internacionales las irregularidades en la causa en la que se investiga la supuesta apropiación ilegal de los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble.

Con relación a la ampliación de derechos, Cristina emitióen julio de 2010 la Ley de Matrimonio Igualitario, que iguala los derechos de las parejas del mismo sexo con las heterosexuales. Durante el acto de promulgación de la norma, en Casa de Gobierno, Fernández destacó: “Hay cosas que no nos pueden dividir. Hoy somos una sociedad un poco más igualitaria».

En el tema ambiental, se votó y sancionó una nueva ley de glaciares que fue promulgada el 28 de octubre de 2010. Dicha ley 26.639 establece los presupuestos mínimos para la protección de los glaciares y del ambiente periglacial con el objeto de preservarlos como reservas estratégicas de recursos hídricos.

En el mes de octubre de 2009 se emitió la nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que establece límites estrictos para impedir la concentración monopólica y oligopólica de medios, además de incorporar a los medios comunitarios y sin fines de lucro al espectro radiofónico y televisivo. También se creó el programa Fútbol para Todos, por el cual se transmiten por televisión abierta los partidos del torneo de primera división de la AFA. Y se emitió la ley que despenaliza los delitos de calumnias e injurias para expresiones de interés público.

Entre el 21 y el 25 de mayo de 2010, se celebraron en la ciudad de Buenos Aires los festejos por el Bicentenario de la Revolución de Mayo y la formación del primer gobierno patrio. Estos actos, en los que estuvieron presentes todas las provincias, se llevaron a cabo principalmente en la Avenida 9 de Julio y reunieron a millones de personas. Cristina Fernández fue la anfitriona de los mandatarios sudamericanos que asistieron a la celebración, junto a los que inauguró la Galería de Patriotas Latinoamericanos en la Casa de Gobierno.

El 27 de octubre del año 2010 murió el ex presidente Néstor Kirchner, esposo de la Presidenta, como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio no traumático. En el funeral, Fernández estuvo rodeada de sus familiares más cercanos, funcionarios nacionales y mandatarios de la región, así como de cientos de miles de personas que ingresaron a la Casa Rosada para rendir homenaje al ex jefe de estado. Pocos días después del acto de sepelio, la Presidenta retomó sus actividades correspondientes y agradeció a todos los que le expresaron sus condolencias.

El 21 de junio del año 2011, Cristina Fernández Kirchner confirmó que se presentaría en las elecciones generales para intentar ser reelecta y aseguró: “Siempre que he llegado a todos los cargos, lo he hecho sometiéndome a la voluntad popular”. En las primeras Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias de la historia, realizadas el 14 de agosto, la Presidenta acompañada por Amado Boudou como precandidato a vicepresidente, obtuvo el 50,21% de los votos, siendo la precandidata más votada. El 23 de octubre fue reelegida Presidenta de la Argentina por otro periodo de 4 años, con 11.863.054 votos, aproximadamente el 54,11% del total, con una diferencia de más de 8 millones de votos con respecto a la segunda fuerza y llevando la delantera en 23 de las 24 provincias argentinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *